El desarrollo del nuevo integrante de la familia

Eldesarrollo delnuevo integrantedelafamilia
El pequeño ha pasado de estar alrededor de nueves meses en tu interior a vivir en un mundo donde la mayoría de cosas son desconocidas para él. ¡Es momento de adaptarse a ésta nueva vida!

Lo primero que debes saber, es que los primeros días aparentará estar encogido sin moverse mucho. Esto es normal ya que la mayoría del tiempo que pasaba en tu interior lo hacía acurrucado. No debes forzar su posición, ya que poco a poco sus piernitas tomarán la posición normal.

Los reflejos

Tu pequeño también nacerá con varios reflejos. Uno de ellos, es el llamado reflejo de moro o reflejo de sobresalto, que hace que llore cuando percibe algún ruido fuerte o movimiento repentino. Puede tener ésta reacción incluso cuando duerme. Debes tener paciencia y consolarlo dándole seguridad.

Controlando el hambre y el sueño

¿Sabías que los recién nacidos comen cada dos o tres horas, día y noche? Además, sus horarios para dormir son igual de intermitentes y varían de un bebé a otro. Es hacia fines del primer mes, que tu pequeño podrá desarrollar cierto patrón para alimentarse y dormir. No lo fuerces y haz que todo suceda de manera natural. El correcto desarrollo de tu pequeño irá de la mano con tu aprendizaje en esta nueva vida de madre. ¡A crecer juntos se ha dicho!